BOTOX® el aliado del cirujano oculoplástico

TOXINA BUTULÍNICA – BOTOX®

La toxina butulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum.

 

 

 

USOS ESTÉTICOS

Las inyecciones de BOTOX® para las arrugas faciales, es uno de los procedimientos no quirúrgicos más populares, satisfactorios y eficaces realizados por un cirujano oculoplástico.

BOTOX® trabaja debilitando los músculos debajo de la piel que causan la formación de arrugas. Por lo general, es indoloro, habitualmente no causa ni enrojecimiento ni hinchazón, y tiene una recuperación prácticamente inmediata.

 

RESULTADOS

 

Empieza a hacer efecto a los cuatro días aproximadamente, y siempre proporciona una mejora significativa en la apariencia.

 

USOS DEL BOTOX® – Toxina botulínica

Los principales usos de BOTOX® incluyen la disminución de las arrugas en la frente, entre las cejas, para el tratamiento de las “patas de gallo” (lateral de los ojos)  y para mejorar las arrugas del cuello.

BOTOX® también tiene utilidad en el tratamiento de dolores de cabeza por migraña y para el tratamiento del Blefarospasmo y del Espasmo hemifacial (Tics en los párpados), entre otros.

 


Dr. Miguel González-Candial

Oftalmólogo y cirujano oculoplástico

Solicita información:

Google Translate »